Atención! Las entregas o retiro de productos se realizarán a partir del 3 de Enero.
Atención! Las entregas o retiro de productos se realizarán a partir del 3 de Enero.

Kanai

 
Hola, mi nombre es Erika Tashiro, nacida en Argentina pero con raíces japonesas. Kanai es un emprendimiento que nace y va tomando forma al nacer mi primer hija.
 
Cuando era chica soñaba en tener una tienda de artesanías cuando fuese grande... es por eso que el nombre que elegí para este emprendimiento es Kanai, viene de la palabra en japonés Kanau que significa cumplir, ¨cumplir un sueño¨. Durante toda mi vida la artesanía estuvo presente, desde chica me gustaba las manualidades, disfrutaba de hacer los regalos ¨artesanales¨ en la escuela para el día del padre, de la madre, para mis amigas. Tejía bufandas a dos agujas con distintos puntos. Luego incursioné en el crochet y amigurumi por medio de una amiga ´Muniami´ ( talentosísima ilustradora y artesana de hermosuras) y Yoshiko, la mamá de una gran amiga. Luego de la mano de Monasato descubrí el increíble arte de la cerámica que siempre admiré, enfocado en la estética japonesa que tanto encanto me produce, será que la sangre tira... Más tarde, con Grillo Blanco seguí aprendiendo y ahondando en la cerámica y también en la filosofía japonesa de la cerámica tan fascinante e interesante. 
 
Luego vinieron mis creaciones divinas... Mika y Sara. De la mano de ellas también fue creciendo Kanai, al principio comencé haciendo y vendiendo accesorios en crochet. Sin dudas convertirse en madre cambia nuestra perspectiva, prioridades y nuestros tiempos. Es un volver a empezar a calibrar nuestra visión sobre las cosas y nosotras mismas. En ciertos aspectos es el hincapié para reforzar lo que se venía haciendo y otras el punto inicial para comenzar algo distinto. Como en todo proceso de cambio aparecen incertidumbres pero también nuevas oportunidades. 
 
El convertirme en mamá me incentivó para seguir probando nuevas cosas y comencé a tener curiosidad en la técnica japonesa de teñido shibori y desde ahí fuí probando, explorando las distintas variantes que ofrece esta técnica. Es un proceso que disfruto, desde el comenzar a pensar en el motivo de la tela, hasta tener el objeto terminado, pasando por la máquina de coser, sabiendo que lo que estoy haciendo es algo único y hecho con mucha dedicación y cariño. 
 
Espero que en Kanai se encuentren con cosas lindas con las que puedan disfrutar cada día. 
 
 
*Cámara y edición del video: Mariano Uekado (Kaijumun)